Se puede considerar que tenemos una salud digestiva cuando nuestro sistema digestivo realiza bien la digestión, hay un correcto trabajo del intestino, las defensas son adecuadas y se tiene una alimentación equilibrada.

En nuestro intestino se concentra casi el 70% de nuestras defensas, así mismo tenemos un gran número de bacterias, pero no todas son perjudiciales, se ha visto que teniendo una salud digestiva las bacterias pueden ser nuestras aliadas para evitar las enfermedades.

¿Cuáles serían las alertas para detectar cambios en la salud digestiva?

Exceso de gases, dolor abdominal, distención abdominal, náuseas, diarrea, estreñimiento, reflujo o combinación de estas.

Las molestias gastrointestinales, como la muy frecuente distensión abdominal o una acidez ardorosa después de una gran comilona, son síntomas de que hemos rebasado los límites saludables con nuestro estómago.

Aunque en apariencia estos episodios no pasan de ligeras molestias que se resuelven rápido, debes saber que tu salud digestiva podría verse comprometida de una forma más severa. Por ejemplo, en México es muy común entre su población el Reflujo Gastroesofágico, causado en gran medida por el abuso de alcohol y alimentos. En este padecimiento, los contenidos estomacales se devuelven hacia el esófago, lo que puede irritar el tubo de deglución, causar acidez gástrica y hasta dañar la capa protectora del esófago.

Otro padecimiento común es el Síndrome de Intestino Irritable, que se caracteriza por dolor abdominal, sensación de estómago inflamado y lleno de gases. Esto puede ser ocasionado por una infección bacteriana, pero también debido a la ingesta de ciertos alimentos, por fumar o por condiciones emocionales y estrés.

Los expertos en salud digestiva coinciden en señalar que el desarrollo de una enfermedad tiene muchas veces más un componente medioambiental y de educación que genético, y es resultado de malos hábitos como ingerir alimentos poco nutritivos, hacer comidas rápidas, desatender los horarios de comida, hacer poco ejercicio o llevar sobre los hombros demasiada carga emocional.

Para evitar padecer problemas gastrointestinales, sobre todo considerando el ritmo de vida, la situación económica y social de nuestro país, las siguientes recomendaciones pueden ser de gran ayuda:

• Reduce el consumo de productos procesados, latas y congelados, e incluye en la dieta diaria más alimentos naturales, cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, son ricas en fibra.
• Evita refrescos, jugos, bebidas energéticas y toma más agua.
• Disminuye el consumo de alcohol.
• Bájale al consumo de alimentos irritantes.
• Come porciones pequeñas y nunca más de lo que satisface.
• Procura masticar la comida lentamente.
• Evita actividades que impliquen la absorción de aire por la boca como fumar, masticar chicle y tomar bebidas con gas.
• Duerme de 6 a 8 horas.
• Después de cenar, espera al menos dos horas antes de acostarse.
• Mantén tu peso bajo control.
• Pon tu cuerpo en movimiento. Puedes caminar todos los días durante 30 minutos, nadar, correr, bailar, hacer pilates, yoga o practica tu actividad favorita.
• Conoce más tu cuerpo y la manera en que comes. Esto te ayudará a darte cuenta de los alimentos que desencadenan tus síntomas para evitarlos, a revalorar la cantidad de comida que ingieres y el tiempo que te toma hacerlo.
• Busca un pasatiempo, te ayudará a relajarte de tus responsabilidades cotidianas y a disminuir el estrés, puedes probar también con terapias de relajación o cognitivas o con una actividad física.
• No esperes a sentirte mal, ni tampoco te concretes a obtener información en Internet, pues nada reemplaza la consulta directa con el especialista. Lo ideal es acudir con el médico para valorar si existen signos o síntomas que sugieran enfermedad. Habiendo o no síntomas te referirá con un nutriólogo para ajustar la alimentación que necesitas y que está a tu alcance (economía, gustos o preferencias, ejercicio, costumbres, religión, actividad física, edad, sexo, talla, peso etc.) para lograr una dieta equilibrada y por lo tanto la “Salud digestiva”.